Back to the top

productos

La biología está plagada de datos curiosos, temas de interés general que nos han ayudado a modificar algunos hábitos para mejorar nuestro paso por la Tierra. A partir de éstos hemos logrado descubrir que nuestro organismo requiere de ciertos alimentos que nos brindan la cantidad de grasas necesarias para resistir las diferentes temporadas climáticas, entre ellas el invierno, una época donde las temperaturas disminuyen y con ello los hábitos alimenticios se modifican.

Pensando en que la mayoría de los animales que viven en estados salvajes aumentan las cantidades de grasas que ingieren como alimento para soportar las bajas temperaturas, los humanos hemos adoptado estrategias que nos protegen del frío, por esta razón en los países que están más cercanos al Polo Norte y al Polo Sur las dietas para esta temporada son más ricas en grasas animales, esto con la intención de aumentar la grasa corporal y así prevenir enfermedades.

Las naciones ubicadas en el hemisferio norte que experimentan este tipo de estrategias son Alaska, Canadá, y el norte de los Estados Unidos, en el continente americano, mientras que en Europa, países como Suecia, Finlandia, Rusia y Noruega, son los que implementan esta clase de prevenciones alimentarias. Sin embargo el hemisferio Sur también sufre esta clase de fenómenos, por lo que países como Argentina, Chile y Uruguay, se ven forzados a incluir cantidades altas de calorías para protegerse contra los embates ambientales.

Por las razones antes descritas es que los productos derivados de animales, como los quesos, las mantequilla, entre otros, son tan recurrentes en las dietas decembrinas, puesto que además de ser alimentos exquisitos, también contienen los nutrientes necesarios para que el organismo resista las temperaturas menores a los diez grados centígrados.

Así que si de pronto te habías preguntado por qué algunos de los países antes mencionados registraba una mayor cantidad de quesos y mantequillas en sus dietas diarias, he aquí la respuesta: Se trata de una dinámica heredada a través de miles de años en donde la grasa de otros animales ha contribuido a nuestra permanencia sobre la faz de la Tierra, pues sin ella hubiera sido casi imposible pensar en nuestra evolución, y mucho menos en nuestra supervivencia pese a los cambios climáticos.

En Président continuaremos presentándote recetas que, además de ser un agasajo para el paladar, también proponen una manera de mantenerte cálido y en forma para que disfrutes esta temporada decembrina. No dejes pasar la oportunidad de probar algo nuevo.

 

Hay cosas que definitivamente no pueden ocurrir estando sobre una mesa; acciones que pueden llegar a marcar la diferencia entre saber comer o comer por instinto. Por lo que es fundamental conocer algunas reglas básicas acerca de buenos modales, pero sobretodo saber qué cosas están definitivamente prohibidas cuando se trata de comer bien. Por esta razón en Président hemos decidido presentar ocho mandamientos que te ayudarán a consumir, preparar y servir de manera adecuada nuestros productos, esto con la finalidad de que logres evitar momentos bochornosos frente a tus invitados, además de que en una de esas hasta puedes aparentar ser todo un experto culinario.

No servirás el queso con las manos

Si hay una acción que te puede dejar mal parado es la de servir el queso con la yema de tus dedos, y es que para ello existen varios utensilios que te pueden servir de apoyo al momento de llevar el alimento a la mesa, por lo que es en acto de mal gusto que sirvas el queso Président con las manos, además de que denota suciedad y un pésimo estilo.

No se puede dipear con un totopo que ya estuvo en tu boca

Sabemos que en fiestas y reuniones es común que productos como el Rondelé Président se sirvan directo de su empaque para el deleite de todos los invitados, pero esto no quiere decir que un momento agradable se convierta en una mezcla de queso y salivas extrañas, por lo que queda estrictamente prohibido regresar el totopo o galleta al plato una vez que ya estuvo en tu boca.

Los detalles te harán grande

Los detalles para muchos son muestras de interés y entusiasmo, acciones que dan un extra a quien las realiza, pero también a quienes las aprecian, por ello es fundamental que al momento de servir alguno de nuestros productos trates de hacerlos lucir presentables, esto lo puedes lograr acompañándolos de frutas, verduras o hierbas de olor de acorde al estilo del queso, estamos seguros que al hacerlo recibirás buenos comentarios y hasta felicitaciones.

Hay quesos para todo

Definitivamente para cocinar o preparar alguna botana hay que conocer perfectamente bien las propiedades de cada ingrediente, no es lo mismo servir un queso Feta desmoronado Président fresco recién salido del refrigerador, que servirlo tibio o a temperaturas altas, hay que recordar que este queso es ideal para acompañar alimentos frescos como frutas y verduras, pescados, o carnes frías que sirvan como entrada.

Una mala broma

Es imposible concebir el hecho de intentar cortar un queso duro o semiduro con un cuchillo de punta redonda o untable, por lo que hay que fijarse bien qué tipo de cuchillos son los que se llevan a la mesa al momento de montar los cubiertos.

Contaminar la mantequilla empacada con productos ajenos

Aunque es común mezclar la mantequilla con casi cualquier otro alimento para darle un sabor diferente y especial, hay cosas que quedan estrictamente prohibidas, como untar mantequilla y mermelada en un pan con el mismo cuchillo, esto porque al momento de que el cuchillo contaminado toca la barra de mantequilla hay elementos que pueden afectar y descomponer la consistencia de ésta, razón por la que se deben de utilizar dos cuchillos untables diferentes.

Aprender a cortar

Existe una gran variedad de cuchillos y sierras que sirven para cortar toda clase de quesos, por lo que en Président elaboramos un manual con las instrucciones necesarias para realizar cortes adecuados en los momentos precisos, ya que cortar mal un queso es como tirar un momento hermoso a la basura.

La temperatura lo es todo

Para lograr degustar un buen platillo hay que mantener los alimentos a temperaturas ideales para que éstos no pierdan sus propiedades y, al contrario, mantengan intacto su sabor y consistencia, por lo que es fundamental mantener en temperaturas ideales cada uno de nuestros productos Président con tal de evitar algún descolón.

 

A menudo nos encontramos con la disyuntiva de cómo se cortan ciertos quesos en ocasiones especiales, un caso muy común en fiestas o inauguraciones de arte donde queremos que todo salga a la perfección y el más mínimo error se puede convertir en una pesadilla, por lo que conocer los distintos tipos de cuchillos y sus funciones es fundamental, aunque a decir verdad hay momentos en los que hay que improvisar para salir bien librado de cualquier emergencia.

Es por esta razón que en Président hemos decidido elaborar un mini manual con la información más elemental acerca de los diferentes cuchillos y sus funciones, así como algunas posibles alternativas para que en ningún momento y bajo ninguna circunstancia te sientas en desventaja, al final de lo que se trata es de disfrutar un momento agradable saboreando la variedad de nuestros quesos, porque vida sólo hay una.

Este cuchillo es uno de los más innovadores debido a la complejidad con la que fue elaborado, y es que fue pensado para rebanar quesos duros o semiduros con la ventaja de poder manipular el corte de manera precisa, pues sus dos mangos hacen que el queso quede justo al centro y así conseguir un corte perfecto y del grosor que se deseé, por lo que es muy recomendable para rebanar quesos como el Beaufort Président, el Comté Président y el Reclette Président, entre otros.

A menudo nos encontramos con la disyuntiva de cómo se cortan ciertos quesos en ocasiones especiales, un caso muy común en fiestas o inauguraciones de arte donde queremos que todo salga a la perfección y el más mínimo error se puede convertir en una pesadilla, por lo que conocer los distintos tipos de cuchillos y sus funciones es fundamental, aunque a decir verdad hay momentos en los que hay que improvisar para salir bien librado de cualquier emergencia.

Es por esta razón que en Président hemos decidido elaborar un mini manual con la información más elemental acerca de los diferentes cuchillos y sus funciones, así como algunas posibles alternativas para que en ningún momento y bajo ninguna circunstancia te sientas en desventaja, al final de lo que se trata es de disfrutar un momento agradable saboreando la variedad de nuestros quesos, porque vida sólo hay una.

Cuchillos con hoja perforada

La precisión es un sinónimo de los cortes que puede llegar a generar esta herramienta al momento de rebanar quesos, pues su especialidad es la firmeza y exactitud en los cortes ya que gracias a las aberturas que hay en su estructura hacen que los quesos no se queden pegados y que al contrario, los trozos salgan lo más refinados posible, hay que recordar que al momento de servir un queso es muy importante la presentación. Este cuchillo es idóneo para quesos blandos y semiduros, una navaja que no puede faltar al momento de degustar cualquiera de nuestros quesos Président.

A diferencia de otros países, México es reconocido a nivel mundial por la cantidad y diversidad de museos que hay a lo largo y ancho de su territorio, motivo que lo ha llevado a ocupar uno de los primeros diez lugares dentro de los destinos turísticos más concurridos anualmente a nivel mundial, y es que esta clase de espacios culturales no siempre están destinados sólo para albergar piezas de arte, sino todos aquellos objetos, artículos y propiedades del hombre que han contribuido a su desarrollo como especie social y cultural, por ello no es de extrañarse que en el municipio de Tequisquiapan, Querétaro, se encuentre el Museo del Queso y el Vino.

Este peculiar recinto es uno de tantos museos esparcidos por el mundo en donde se reconoce el valor y la importancia que los quesos han tenido a lo largo de la historia humana, no por nada en múltiples ocasiones han sido comparados con las artes debido a la complejidad de su elaboración, tal es el caso del catálogo de quesos Président, cuya hechura es una de las más delicadas y bien logradas del continente europeo, y que por supuesto ya se pueden encontrar en los supermercados con más renombre de México.

Pero a todo esto, ¿qué variedad de objetos se exhiben en los aparadores y vitrinas de éste y otros museos? En los sitios de estas características es común encontrar toda clase de utensilios que son usados para la elaboración de los quesos, entre otros productos que comúnmente son elaborados por las mismas firmas productoras, como en el caso de los quesos Président y nuestra inigualable mantequilla. Otros de los datos curiosos que albergan estos museos, son informativos, sobretodo porque relatan la historia y orígenes de los quesos propios de ciertas localidades y cómo es que sólo en algunas zonas privilegiadas del mundo se pueden elaborar tipos de quesos endémicos.

Inclusive hay algunas exposiciones que cuentan con argumentos museográficos que combinan los quesos y su relación directa con las artes o con la publicidad, haciendo de estas mezclas un atractivo significativo para quienes se dan un tiempo para visitar los museos gastronómicos especializados. Hay otros museos que gustan de hacer toda una experiencia sensitiva, por lo que combinan las muestras con degustaciones de los productos más frescos, por ello es común ver que en algún punto del recorrido los guías ofrecen algunas clase de vino de la casa acompañado de una rebanada o trozo de los quesos más distinguidos, dentro de los que Président no puede faltar.

Ahora bien, en Président aún no contamos con un museo, ni tampoco con una galería, sin embargo sí tenemos ésta y otras plataformas digitales en donde puedes conocer y adentrarte al fascinante mundo de los quesos y las mantequillas, puesto que detrás de un gran producto siempre existen excelentes historias.

En Président® entendemos a la cofradía amante del queso como pocos. Lo sabemos, somos un club selecto de sibaritas enamorados sólo de los mejores ingredientes. Lo que nos distingue del resto de los normales no sólo tiene que ver con nuestra pasión, sino también por nuestro conocimiento y buen gusto.

¿Qué sucede? Que a veces nos sentimos un poco incomprendidos, nos ven raro. Pero es sencillamente que los demás no se han atrevido a entrar al maravilloso mundo de los lácteos de verdad. En Président® queremos decirte algo: no estás solo, y estas siete cosas lo confirman, nos hacen sentido. Nos convierten en legión.

1. El amor por el aroma

A diferencia del mundo de los postres o los estofados que se preparan con amor en casa, el queso Président® tiene la particularidad de poseer aromas característicos, intensos en algunos casos, ya que la curación de la leche le otorga parte de ese olor tan peculiar.

Lo explicamos: el queso es un lácteo derivado de la leche así como el yogur o la crema, y su aroma se debe principalmente a las bacterias que posee. Pero no te asustes, ya que son bacterias buenas y benéficas.

El proceso de elaboración del queso es prolongado y minucioso, igual que el fermento y reposo de un buen vino de calidad.  Una vez que está listo un queso, se le deja madurar. Así, los quesos menos envejecidos tienen un sabor menos fuerte, como el Feta Président®, y por ende no tienen un aroma tan intenso.

Ironías de los sentidos, los amantes del queso nos hacemos notar porque vemos como un sino de belleza el que éstos posean un aroma penetrante. Qué rico. 

2. Las miradas acusadoras cuando pides todo con queso extra

Típico, llegas al restaurante, estás en la taquería o vas a comprar queso Président® al súper, y la gente se te queda mirando cuando llevas cantidades notables de queso al plato o al carrito de la despensa. Y al principio intimidan, pero con el tiempo uno se va acostumbrando a seguirse de largo.

Frijoles con queso crema Président®, en el pozole, en las tostadas, sobre el suadero, para la botana, con un snack, a la hora de la junta. El queso es el canal donde el sabor de los alimentos adquiere otra dimensión, y sólo los más apasionados lo sabemos.

3. Tu rebanada es diferente a la de los demás

Otro clásico que genera que los demás comensales alcen la ceja es como cuando se va a partir el queso en rebanadas. Usualmente, la de un buen amante del queso Président® es más gordita y sustanciosa que la del resto. Te preguntas sobre el paladar tan triste de los de al lado. Tu porción siempre es mayor, porque claro, ¿qué sentido tiene comer si no es que las cosas tengan un trozo de gloria derretido, cremoso y suculento encima?

4. Cada vez que se viaja la pregunta es la misma: ¿qué tipo de queso comen aquí?

Alguna vez, a manera de broma se dijo sobre Francia que ésta era una nación difícil de conquistar, en buena medida porque poseía tantos tipos de queso distintos y delicioso. Entre las bromas que indican cosas y quesos, Président® reconoce a un buen amante de los quesos cada vez que aterriza en una nueva geografía.

Preguntas del tipo “disculpe, ¿me podría traer el queso típico de aquí?” o “¿en dónde puedo encontrar el mejor queso de la localidad?” es común entre los amantes queseros Président®. Probar y dejarse cautivar, conocer el mundo a través de los lácteos, medir la belleza de un país gracias a la calidad de sus quesos, es sino de un amante quesero de corte serio.

5. Ponerte a dieta sólo significa una cosa: poder ponerle queso a las ensaladas

Ni modo, lo tenemos que aceptar, lo que nos entusiasma del nuevo régimen alimenticio que implantamos es que se le pueda espolvorear un poco de cielo cremoso a la ensalada. Claro: lechuga con arándanos, nuez y queso crema Président®

6. Como cuando te preguntan que si sabes hablar francés

Y contestas, ¡claro, cómo no!: “Camembert, Brie, Rondelé y La Fondue”. Toda la familia Président®, el idioma del queso. La tomadura de pelo no exime el conocimiento de la delicia, sin duda alguna. 

7. No importa si no se puede comer, siempre preguntarás si lleva queso

Sí, a nosotros también nos pasa, e imaginamos cojines en forma de rebanadas de queso, en besos derretidos, abrazos deliciosos o pláticas intensas…como el queso. Sí, es un poco obsesivo pero no podemos dejar de ver la vida bajo la sombra de eso que más amamos en la vida: el queso Président.

© Lactalis President 2017-2020