Back to the top

cocina

La cocina es un lugar donde pueden surgir grandes ideas, especialmente en temporadas como ésta. Por ello es importante saber cómo llevar a cabo las mejores mezclas de ingredientes para complacer los paladares de toda la familia, especialmente si se pretende darle la vuelta a aquellos platillos que se han tornado monótonos y aburridos. Con Président siempre existe la posibilidad de preparar recetas que hagan sinergia entre los platillos clásicos y los nuevos ordenes culinarios.

A continuación te decimos qué elementos, desde frutas secas y hierbas finas, hasta cereales, son los indicados para hacer del queso un alimento que siempre esté presente sobre la mesa, sin importar de qué tiempo se trate o cuál sea el menú del día.

El sabor de las frutas secas.

Este tipo de frutos deshidratados regularmente contienen un sabor ácido o semi amargo, por lo que son ideales para servirse con quesos menos salados, tal vez un queso Feta, un queso crema, o en todo caso con un queso Brie, según sea el caso. Otra de las características de esta pareja es que ambos elementos poseen diferentes tipos de vitaminas, por lo que al mezclarlos se consigue una fusión nutrimental importante, el queso por du parte aporta nutrientes de tipo A, mientras que las frutas secas nos aportan vitaminas de clase E. Por ello es muy común que los médicos recomienden este mix cuando se trata de una dieta saludable.  

Las hierbas de olor crean experiencias.

La experiencia al degustar quesos de por sí es riquísima, pero si a ésta se le agrega un aroma fresco puede resultar todo un acontecimiento culinario, pues además de que las hierbas de olor son ricas en nuetrientes, sobretodo en fibra, también le dan un toque llamativo al queso cuando se sirve sobre la mesa, razón por la que son ideales para presentar platillos como el Ratatouille, o el budín Azteca, ambas recetas te las presentamos anteriormente.

Con cereales.

Es todo un clásico agregar cereales o semillas al primer alimento del día, sin embargo se ha comprobado que esta clase de elementos son aptos para ingerir durante todo el día debido a su alto porcentaje de fibra e hidratos de carbono, lo que provoca una buen digestión y ligereza en la sangre, motivo por el cual es altamente recomendable combinarlos con alimentos de tipo animal, ya que ambos neutralizan sus propiedades y brindan una amalgama nutrimental que definitivamente no puede faltar en esta temporada, sobretodo si para las cenas navideñas estás contemplando los rellenos o las entradas de tipo gourmet.  

Pastas y quesos.

Como las pastas no hay dos, y es que son un alimento requerido para toda ocasión por la facilidad con la que pueden combinarse. Seguramente esta navidad no faltarán en tu menú platillos como el espagueti a la boloñesa con queso parmesano Président, o una pasta al centro acompañada de queso La Fondue Président. En definitiva un final de año no sabe a lo mismo sin este condimento tan importante que son las pastas.

Quesos y frutas frescas.

Para las entradas y los postres no hay nada mejor que las frutas frescas combinadas con queso, pero sin lugar a dudas hay platos fuertes que son altamente recomendables para mezclar este tipo de ingredientes. No por nada uno de los platillos más recurrentes durante la época decembrina es el pato a la naranja, un manjar que encuentra el punto medio entre la frescura de las naranjas y la alta temperatura del pato recién horneado. Esta clase de elementos, en su mayoría dulces, son idóneos para cuando se trata de innovar con recetas que están pensadas para despedir el año con toda la actitud.  

Si lo que quieres es sorprender a tus próximos invitados, esta receta simple y deliciosa te hará quedar muy bien, puesto que además de un sabor muy rico también brinda cualidades alimenticias que son referente en las dietas más sofisticadas de todo el mundo, por lo que en definitiva tú y tus acompañantes disfrutarán de un verdadero platillo de reyes.

Si hay un platillo que pueda adecuarse a toda ocasión y casi a cualquier condimento y sabor, son las crepas, un alimento tan común y fácil de hacer que se pueden encontrar en casi cualquier barrio de la ciudad, pues no importa si son chicos o grandes, a todos convencen con su peculiar aroma. Las vacaciones invernales se aproximan y es momento de poner en marcha nuestra imaginación con recetas que gusten a todos, en especial a los chicos de la casa. Por ello esta receta es súper recomendable preparar con ayuda de los niños, así contribuyes a que continúen con su aprendizaje fuera de casa y por qué no hasta despertar su gusto por el arte culinario.

A menudo nos encontramos con la disyuntiva de cómo se cortan ciertos quesos en ocasiones especiales, un caso muy común en fiestas o inauguraciones de arte donde queremos que todo salga a la perfección y el más mínimo error se puede convertir en una pesadilla, por lo que conocer los distintos tipos de cuchillos y sus funciones es fundamental, aunque a decir verdad hay momentos en los que hay que improvisar para salir bien librado de cualquier emergencia.

Es por esta razón que en Président hemos decidido elaborar un mini manual con la información más elemental acerca de los diferentes cuchillos y sus funciones, así como algunas posibles alternativas para que en ningún momento y bajo ninguna circunstancia te sientas en desventaja, al final de lo que se trata es de disfrutar un momento agradable saboreando la variedad de nuestros quesos, porque vida sólo hay una.

Lira para quesos o cuchillo de alambre

La tecnología con la que fue creado este cuchillo, que también es conocido con el nombre de guillotina, es de las más especializadas, puesto que sólo sirve para rebanar quesos semiduros como el Brie rueda de Francia Président y el Ossau Iraty Président, ya que la textura de las rebanadas pueden adquirir cierto grosor sin estropear la masa original, además de que es una de las navajas más finas y exactas, razón por la que es ideal si lo que se pretende es preparar una ciabatta de carnes frías o un panini caliente.

El ser humano se encuentra en una búsqueda perpetua por descubrir los límites de su entorno, inclusive ha acumulado tanta confianza en sí mismo que se sabe capaz de poder transformar los medios que lo rodean, ya sea la naturaleza o sus sentimientos e instintos más primarios. Es quizá bajo estas condiciones que las sociedades a lo ancho del mundo han tratado de adoptar costumbres y hábitos que de primera instancia les son ajenos, como algunas formas culturales que con el paso del tiempo han adaptado de manera exitosa a tal grado de superar los productos de otras sociedades que se creían más aptas para la práctica de ciertas actividades.

Islandia es uno de los países menos explorados por la lógica occidental. Se tienen pocos registros públicos acerca de sus costumbres y tradiciones, aunque cuentan con grandes representantes de su cultura como la cantante Björk y la recién descubierta y muy prometedora selección de futbol islandesa, que por cierto jugará su primer copa del mundo en Rusia 2018, que podrían ser las nuevas puntas de lanza para que este friolento país al noroeste de Europa ocupe un espacio importante dentro de la cultura a nivel mundial.

Pero, a todo esto: ¿qué hay con la comida que se produce en Islandia? ¿Cuál de todo su menú es la especialidad de la casa? ¿Han habido revoluciones en sus platillos gastronómicos? Echemos un vistazo y descubramos de una buena vez los secretos que durante tanto tiempo permanecieron encriptados entre los islandeses, que ha decir verdad son unos de los productores de alimentos lácteos más destacados a nivel mundial.

Resulta que por ser un país con temperaturas tan bajas, la complejidad de cosechar con éxito es poca, por lo que gran parte de su dieta incluye alimentos de origen animal. Es común que los platos fuertes sean la carne de alce, la aleta de tiburón, el calamar, las carnes secas como el pescado, la ballena o el ganso salvaje, entre otros. No obstante, los quesos y la cerveza ocupan un lugar importante en la cocina islandesa, a tal grado de ser el acompañamiento predilecto por más de la mitad del total de su población.

El origen de los quesos en Islandia se remonta hasta hace apenas algunas décadas, cuando por fin los productores ganaderos se atrevieron a generar sus propios estilos de lácteos. Entre sus especialidades se encuentra el famoso queso azul, el mismo que estamos acostumbrados a ver en las pizzas de cinco quesos, mismo que comenzó a comercializarse cerca de 1939, sin embargo su mero fuerte es el llamado queso de oro, que se volvió famoso en 1996, cuando los islandeses adoptaron por completo algunas de las recetas más comunes en cuanto a quesos se refiere.

No obstante, algunos historiadores de la gastronomía mundial se han percatado que a los islandeses les ha costado mucho trabajo poder adoptar por completo la cultura del queso, por lo que aún acostumbran a importar grandes cantidades de quesos anualmente, puesto que las condiciones climáticas no son las óptimas para su producción.

Sin embargo, algunas encuestas recientes han arrojado información relevante acerca de las preferencias de los islandeses en cuanto a las diversos tipos de queso. Según algunos datos duros el queso predilecto es el tipo Rondelé, obviamente de la marca Président, aunque la mantequilla es uno de los sazonantes más comunes dentro de su baraja de sabores, sobretodo cuando se trata de cocinar algún tipo de carne como la de ballena o la aleta de tiburón, que su sabor es tan fuerte que sólo requieren de un poco de sabor extra para poder degustar en una noche especial.

Pero no todo en la gastronomía islandesa son los quesos, la mantequilla también es uno de los productos más solicitados para la alta cocina islandesa, sobretodo cuando de postres y repostería se trata, pues ya que es un país demasiado frío la dieta de sus habitantes debe de ser alta en grasas y azúcares para que tengan grandes cantidades de energía para realizar sus tareas cotidianas. Uno de los postres más exitosos es el helado de café elaborado por supuesto a base de mantequilla y cremas, que seguramente podrías elaborar tú mismo utilizando los productos de la línea Président, puesto que son elaborados bajo las normas más estrictas en cuanto a calidad se refiere y los puedes encontrar en un sinfín de tiendas a lo amplio del país, por lo que no tendrás que esperar ir a Islandia para poder probar estos deliciosos platillos elaborados a base de productos lácteos.

Recuerda que para esta temporada de frío es fundamental tener una dieta balanceada en grasas y azúcares para poder resistir los embates ambientales sin mayor contratiempo, y los productos Président serán grandes aliados para crear nuevos platillos apegados a las costumbres nórdicas, donde el frío es su pan de cada día.

Ya sea en su estado natural o compartiendo créditos con una variedad de ingredientes, la mantequilla Président® resulta uno de los productos más nobles de nuestra cocina, además de ser el más sabroso. Y no hay nadie que lo pueda constatar mejor que Président® – a final de cuentas, somos la mejor mantequilla del mundo en la actualidad, según la World Dairy Expo del 2016.

Como acompañamiento, este rico y nutritivo derivado de la leche es tan versátil que igual va bien con una pasta que con un pescado, sin olvidar que es una delicia tradicional cuando va sobre un pan tostado o sobre unos esponjosos y recién cocinados hot cakes.

Se dice que fue Nicolás Copérnico el inventor del pan con mantequilla, ante lo cual hay pocas dudas: sería difícil que esta delicia no haya sido creada por un genio.

Cuando se habla de un desayuno rico, rápido y efectivo, muchos pensamos en un pan tostado (tostada) de mantequilla Président® con algo más.

La tostada con una cama de mantequilla Président® y mermelada es uno de los clásicos que no sólo caen bien en el desayuno, sino a toda hora.

Sin embargo, hay otros recursos que se pueden explotar con pan y mantequilla Président® como base.

Uno de ellos es el pan tostado con mantequilla Président® , ajo y perejil: el pan se frota con medio ajo, se le agrega la mantequilla y el ajo y se deja gratinar por 5 minutos. El proceso termina con una deliciosa tapa que funciona muy bien con platillos del mar, como un filete de pescado.

¿Qué es lo que hace la mantequilla en ambos casos?

Aunque la primera receta tenga un gusto demasiado dulce y la segunda uno mucho más fuerte, la labor de la mantequilla Président® es exactamente la misma.

La consistencia es lo primero que notarás cuando disfrutes de un pan con mantequilla Président®, pues el contraste entre la dureza del primero y la suavidad del segundo se mezclan para originar una nueva textura en el paladar.

Por otro lado, la mantequilla Président® se encarga de enfatizar y abrazar los sabores, al impregnarse fácilmente, gracias a su consistencia, de los diferentes ingredientes que la acompañan.

Por ello, te recomendamos una mantequilla Président® cuyo sabor sea lo más puro y neutral posible, ya que las que contienen sal terminarán por cambiar el propósito de realzar los otros elementos.

De hecho, si lo que quieres es obtener mantequilla Président® de sabor, lo único que tienes que hacer es dejar la barra a temperatura ambiente, añadir ingredientes picados finos, del sabor que buscas, obviamente, y dejar reposar en la nevera.

La mantequilla Président®, cuya composición principal es grasa y agua, terminará por absorber, al segundo día, toda la magia de un nuevo sabor. Otra forma de recrear tostadas con mantequilla.

 

© Lactalis President 2017-2020