Back to the top

Sano y Delicioso

En Francia, al igual que en México, están acostumbrados a utilizar dichos, proverbios o refranes, para referirse a de manera metafórica a aspectos específicos y curiosos de la realidad, por lo que “Avoir une faim de loup”, que en francés quiere decir: “tener un buen lobo hambriento”, los mexicanos lo interpretaríamos de la siguiente manera: “no buscarle tres pies al gato”. Nos referimos a que hay que hacer de lo común algo diferente; seguir las reglas pero con estilo, como todo en Président. Por ello te presentamos todos los procesos que atraviesa cada uno de nuestros quesos antes de llegar a tu mesa.

Paso 1

Existen tres elementos esenciales para una producción de queso exitosa, éstos componentes aparecen de manera natural y provienen de distintas partes del cuerpo de las vacas, ovejas o cabras, según sea el caso.

Fermentación láctica

Son microorganismos que se generan en la leche cruda natural antes de ser procesada, generando consigo levaduras y mohos que transforman la lactosa de la leche en ácidos lácticos, que éstos a su vez ayudan a la coagulación de la caseína.

1.2 Cuajo

Se trata de un líquido, identificado como encima, de origen animal, que se encuentra justo en el estómago de los terneros y cabras. Éste proporciona los elementos necesarios para que la leche pueda servir para la hechura de otros productos lácteos como quesos, mantequillas y demás derivados.

1.3. Formulación del penicillum (hongos)

Estos filamentos, mejor conocidos como hongos, se forman dentro de las cavidades de algunos productos, especialmente en quesos que son producidos a temperaturas muy altas, o bajo condiciones especiales en donde las texturas son expuestas a cambios de temperatura muy drásticos.  

Paso 4. Coagulación de la leche

Es el primero de los procesos industrializados que ocurren fuera de los confines del animal, y que son elaborados por las manos de los productores. Se presentan cuando la leche se mezcla con el cuajo obtenido del estómago del animal, de este proceso se obtienen dos productos: la leche cuajada, y el suero que mantendrá hidratado el productos después de ser empacado.

Paso 5. Desuerado

Un proceso crucial para la elaboración del queso, ya que el suero líquido se separa del producto cuajado para someterse posteriormente a diferentes tratamientos, entre ellos: el batido, el troceado, y el calentamiento de la masa.  

Paso 6. Moldeado y prensado

Un último exprimido antes de ser salado, donde el cuerpo del queso es presionado con prensas especiales que eliminan el suero líquido sobrante de la masa, antes de continuar con el proceso.  

Paso 7. Salación

Estamos llegando a la penúltima parte del recorrido. Aquí, el proceso se especializa en regular el crecimiento microbiano, o sea: evitar que microorganismos indeseables se apropien del cuerpo del queso. Además de potenciar el sabor y reforzar la firmeza de la corteza.

Paso 8. Maduración

La última etapa de este increíble proceso se realiza en cámaras especiales para controlar la temperatura de las camas de quesos, se detalla la cohesión en cada producto, así como su apariencia, su textura, el sabor, y por supuesto, el aroma. Este delicado proceso puede tardar varias semanas ya que es el factor que determinará al producto final, y es importante ser pacientes.

 

 

Mucho se dice acerca de las propiedades que la mantequilla provee al organismo y a diferentes partes externas del cuerpo, entre ellas la vista y las articulaciones de manos y pies, ¿pero qué hace que la mantequilla tenga ciertos efectos en nuestro cuerpo, de qué vitaminas y minerales está elaborada?

A continuación te presentamos algunos de los nutrientes más significativos que otorga la mantequilla Président y cuáles son sus efectos en el cuerpo humano, razones suficientes para consumir con más frecuencia y hacer de la mantequilla Président un acompañante obligado.

  • A diferencia de la margarina, la mantequilla está elaborada a base de grasas lácteas, sin embargo ha sido aislada previamente de los carbohidratos razón por la que el índice de colesterol es bajo.
  • La mantequilla tiene la cualidad de proteger contra la artritis regenerativa y que está elaborada a base de una sustancia llamada Wulzen, muy común en otros alimentos lácteos como la crema y la leche, y que tiene un efecto significativo en la protección de las arterias y al mismo tiempo previene la llegada de las cataratas.
  • Otro de los beneficios importantes es que ayuda a combatir diferentes tipos de hongos, principalmente los expuestos en la piel.
  • Si se trata de protección contra enfermedades mortales como el cáncer, indudablemente la mantequilla también tiene propiedades que aportar, puesto que las grasas saturadas también son un factor clave para la prevención de este tipo de fenómenos.
  • Sus altos contenidos de calcio hacen de la mantequilla un ingrediente alimenticio fácil de mezclar en diferentes platillos, ya sean salados o dulces, además de brindar un recubrimiento a las placas dentales para así prevenir la aparición temprana de caries.
  • Por si fuera poco está comprobado que la mantequilla es una fuente privilegiada para fomentar la fertilidad, sobretodo en las mujeres, gracias al grupo de vitaminas que la conforman, entre ellas la vitamina A, D, K y E.
  • Este producto es muy recomendable tanto para ancianos como para recién nacidos o niños pequeños, puesto que ayuda a recubrir la flora intestinal y así evitar problemas gastrointestinales.
  • La mantequilla es de los alimentos que crean un efecto pronto de saciedad, por lo que está incluida en las dietas balanceadas recomendadas por especialistas, por lo que es altamente favorable al consumirse recién comienza el día y al terminar la noche.
  • Pero sin lugar a dudas lo que hace de la mantequilla Président un producto tan especial es que está elaborada con nutrientes que nos ayudan a mantener un estado físico adecuado, además de que su sabor y textura es apta para servirse en múltiples presentaciones, por lo que en épocas decembrinas será un aliado muy importante.

Ingredientes

Instrucciones

  • Poner a precalentar el horno a 180º.
  • Partir los bolillos por la mitad, retirar el migajón.
  • Poner la mantequilla a derretir y barnizar los frijoles con ella (por ambos lados).
  • Untar los frijoles refritos calientes en cada parte de los bolillos.
  • Colocar dos rebanadas de queso fundido manchego Président bien repartidas por cada tapa de pan.
  • Meter al horno y dejar calentar por 10-15 minutos.
  • Mientras se derrite bien el queso en el horno, preparar el pico de gallo: picar el jitomate, cebolla, jalapeño y cilantro. Añadir el jugo de un limón y una pizca de sal. Mezclar muy bien y reservar.
  • Sacar los molletes del horno, colocarlos en un plato extendido y colocar sobre el queso el pico de gallo.

Ya sabemos que el Brie Président® va bien de muy distintas formas pero, honestamente ¿a quién no le gusta el Brie derretido? ¿Quién no ha sentido la presión por comerlo rápido antes de que este estado se pierda con la pérdida del calor que el horno le dio? Sin embargo, en un afán por mantener por más tiempo la temperatura, podemos caer en el error de calentarlo de más ocasionando un derrame indeseable. Para que logres mantener tu Brie en el estado más delicioso que puede existir, necesitas hacer lo siguiente:

  1. Deja el Brie a temperatura ambiente por al menos media hora antes de meter al horno.
  2. Precalienta el horno a 180 ºC (350 ºF) y coloca una hoja de papel para hornear sobre una charola para hornear.
  3. Usa un cuchillo ultrafino para cortar la corteza superior del queso, no cortes para nada la corteza lateral porque esta será la que contendrá el queso una vez que se haya derretido.
  4. Mete el queso en el horno y déjalo ahí durante10-15 minutos, observando a partir del minuto 10 la evolución de su estado.
  5. Apaga el horno en cuanto veas que ha empezado a burbujear. Una vez que esto suceda, procura dejarlo dentro unos minutos más, si te pasas de tiempo la corteza puede empezar a deshacerse también, corriendo el riesgo de que se derrame.
  6. El papel te servirá para trasladar el queso a un plato, solo recuerda hacerlo con sumo cuidado y paciencia. Lo ideal sería ponerlo sobre un plato que haya estado cerca del horno para que el queso no se enfríe.
  7. Lleva a cabo el procedimiento cerca de la hora en que deseas comerlo. Ten ya a la mano todo lo que quieres que acompañe a tu queso: nueces, arándanos, galletas, un vino, lo que tú quieras.

Aunque nadie puede vivir sin queso en casa, a veces es difícil convencernos de probar tener un queso distinto al que siempre tenemos, por mucho que “el distinto” nos parezca fenomenal. ¿Por qué? Quizá por que pensamos que ese tipo de quesos sólo se deben tener para ocasiones especiales o que tal vez no a todo el mundo puede gustarle pero, ¿en serio? Veamos sólo algunas razones por las que hay que tener queso Comté Président siempre en casa.

Es versátil. Tan versátil que puedes botanearlo con galletas saladas para ver una serie de Netflix la noche lluviosa del viernes, o bien ofrecerlo en una reunión a tus invitados más exigentes: su sabor es tan delicioso que podrías comerlo solo y tener un encuentro con la felicidad al paladar. A pesar de esto, no es un queso que únicamente vaya bien como botana, también puedes usarlo para cocinar y quedar como todo un experto en la cocina. Tiene cerca de 90 aromas distintos que, junto con su deliciosa cremosidad hacen que sea perfecto para espolvorearlo sobre una ensalada, servirlo en un omellete, con pescado o para hacer ¡mac and cheese!

Dura y dura. Para quienes vivimos de prisa y tenemos poco tiempo para hacer compras de la semana, cualquier producto que dure sin que pierda su calidad es un tesoro. Y sí, el Comté Président dura bastante tiempo manteniéndose siempre delicioso, de hecho es de los quesos que entre más pasa el tiempo, mejor se ponen. Para guardarlo, lo mejor es guardarlo en su empaque y colocarlo en la parte más baja de tu refri. Para servirlo, debes dejarlo a temperatura ambiente por lo menos una hora antes.

Adaptable. Si te gusta maridar el queso con el vino (seguramente sí), debes saber que el Comté Président es un queso muy versátil con una amplia gama aromática que se puede consumir en cualquier momento del día, bajo cualquier circunstancia. Por lo mismo, el Comté Président va muy bien con una gran variedad de vinos: pruébalo con champaña, con un tinto ligero, un Chardonnay o un blanco de Burdeos.

Amable. Las vacas que producen este queso andan libres por el campo comiendo pasto y flores en verano y heno en el invierno

Cocinar con mantequilla Président® es una delicia que hay que hacer con cierto cuidado, ya que, aunque ya se ha demostrado que es seguro es incluso más saludable que algunos aceites como el de girasol y el de maíz, es un ingrediente sumamente delicado que hay que tratar con conocimiento.

Aunque mezclar aceite con mantequilla Président© no retarda el tiempo en que esta se queme, hacerlo sigue siendo una alternativa que se puede usar en ciertas preparaciones. Así, es mejor usar mantequilla Président© sola directamente en el pan, en la preparación de un pastel, o para freír un corte de carne (ya sea de res o de cerdo); pero hay ocasiones en que vale la pena combinarla con algún aceite, por ejemplo para freír piezas más delicadas como la carne de pescado o de pollo. Hacerlo te ayudará a ganar volumen y diluir un poco la mantequilla Président©para tener más control sobre ella y que no se queme tan rápido, además de que, dependiendo del aceite que elijas, podrás añadir un nuevo sutil sabor. Pero, ¿cuáles son los aceites que mejor se llevan con la mantequilla Président©?

  • Coco. El favorito de muchos para cocinar, lo encuentras en dos presentaciones que básicamente se reducen a: con sabor o sin sabor a coco. La mantequilla Président© se lleva muy bien con este aceite ya que soporta altas temperaturas y su sabor con el de la mantequilla Président© va de lujo, sobre todo en preparaciones básicas  mañaneras como unos huevos estrellados o revueltos, o bien unos hotcakes en cualquiera de sus presentaciones.
  • Oliva. Perfecto para unas verduras salteadas a las que quieras dar ese toque deli sin verte muy avorazado. Saltea cebollas, champiñones o cubos de calabaza con queso y gana un sabor mediterráneo sumamente delicioso al que nadie podrá resistirse.
  • Aguacate. Con un sabor neutro, este aceite es ideal para poner a freír lo que quieras dando un ligero sabor a mantequilla Président©. Papas a la francesa o unas brochetas empanizadas, lo que sea que pongas aquí saldrá delicioso.

En Président® entendemos a la cofradía amante del queso como pocos. Lo sabemos, somos un club selecto de sibaritas enamorados sólo de los mejores ingredientes. Lo que nos distingue del resto de los normales no sólo tiene que ver con nuestra pasión, sino también por nuestro conocimiento y buen gusto.

¿Qué sucede? Que a veces nos sentimos un poco incomprendidos, nos ven raro. Pero es sencillamente que los demás no se han atrevido a entrar al maravilloso mundo de los lácteos de verdad. En Président® queremos decirte algo: no estás solo, y estas siete cosas lo confirman, nos hacen sentido. Nos convierten en legión.

1. El amor por el aroma

A diferencia del mundo de los postres o los estofados que se preparan con amor en casa, el queso Président® tiene la particularidad de poseer aromas característicos, intensos en algunos casos, ya que la curación de la leche le otorga parte de ese olor tan peculiar.

Lo explicamos: el queso es un lácteo derivado de la leche así como el yogur o la crema, y su aroma se debe principalmente a las bacterias que posee. Pero no te asustes, ya que son bacterias buenas y benéficas.

El proceso de elaboración del queso es prolongado y minucioso, igual que el fermento y reposo de un buen vino de calidad.  Una vez que está listo un queso, se le deja madurar. Así, los quesos menos envejecidos tienen un sabor menos fuerte, como el Feta Président®, y por ende no tienen un aroma tan intenso.

Ironías de los sentidos, los amantes del queso nos hacemos notar porque vemos como un sino de belleza el que éstos posean un aroma penetrante. Qué rico. 

2. Las miradas acusadoras cuando pides todo con queso extra

Típico, llegas al restaurante, estás en la taquería o vas a comprar queso Président® al súper, y la gente se te queda mirando cuando llevas cantidades notables de queso al plato o al carrito de la despensa. Y al principio intimidan, pero con el tiempo uno se va acostumbrando a seguirse de largo.

Frijoles con queso crema Président®, en el pozole, en las tostadas, sobre el suadero, para la botana, con un snack, a la hora de la junta. El queso es el canal donde el sabor de los alimentos adquiere otra dimensión, y sólo los más apasionados lo sabemos.

3. Tu rebanada es diferente a la de los demás

Otro clásico que genera que los demás comensales alcen la ceja es como cuando se va a partir el queso en rebanadas. Usualmente, la de un buen amante del queso Président® es más gordita y sustanciosa que la del resto. Te preguntas sobre el paladar tan triste de los de al lado. Tu porción siempre es mayor, porque claro, ¿qué sentido tiene comer si no es que las cosas tengan un trozo de gloria derretido, cremoso y suculento encima?

4. Cada vez que se viaja la pregunta es la misma: ¿qué tipo de queso comen aquí?

Alguna vez, a manera de broma se dijo sobre Francia que ésta era una nación difícil de conquistar, en buena medida porque poseía tantos tipos de queso distintos y delicioso. Entre las bromas que indican cosas y quesos, Président® reconoce a un buen amante de los quesos cada vez que aterriza en una nueva geografía.

Preguntas del tipo “disculpe, ¿me podría traer el queso típico de aquí?” o “¿en dónde puedo encontrar el mejor queso de la localidad?” es común entre los amantes queseros Président®. Probar y dejarse cautivar, conocer el mundo a través de los lácteos, medir la belleza de un país gracias a la calidad de sus quesos, es sino de un amante quesero de corte serio.

5. Ponerte a dieta sólo significa una cosa: poder ponerle queso a las ensaladas

Ni modo, lo tenemos que aceptar, lo que nos entusiasma del nuevo régimen alimenticio que implantamos es que se le pueda espolvorear un poco de cielo cremoso a la ensalada. Claro: lechuga con arándanos, nuez y queso crema Président®

6. Como cuando te preguntan que si sabes hablar francés

Y contestas, ¡claro, cómo no!: “Camembert, Brie, Rondelé y La Fondue”. Toda la familia Président®, el idioma del queso. La tomadura de pelo no exime el conocimiento de la delicia, sin duda alguna. 

7. No importa si no se puede comer, siempre preguntarás si lleva queso

Sí, a nosotros también nos pasa, e imaginamos cojines en forma de rebanadas de queso, en besos derretidos, abrazos deliciosos o pláticas intensas…como el queso. Sí, es un poco obsesivo pero no podemos dejar de ver la vida bajo la sombra de eso que más amamos en la vida: el queso Président.

Así como hay elementos indispensables en tu mochila o en tu clóset, los hay en tu cocina y sobre todo en tu refrigerador. Carnes frías, fruta, huevos, y lácteos como quesos, leche y mantequilla.

En torno a este último menester culinario, existen algunos trucos que muy probablemente no conocías y que pueden resultar increíbles consejos al momento de cocinar. Bien dicen que todo sabe mejor con mantequilla, pero sólo si se usa correctamente. Checa estos siete puntos que enlistamos a propósito de la mantequilla y comprueba su efectividad la próxima vez que la uses en tu cocina.

Fría o congelada

Esto al momento de hornear. Cuando estás en medio de la preparación de un pay, de un pastel o galletas, un quehacer repostero de ese tipo que no implica mucha dificultad, suelen buscarse texturas suaves en el interior y de aspecto tipo escamoso al exterior. Para lograrlo, emplear la mantequilla a bajas temperaturas es lo ideal.

Este producto puede neutralizar su temperatura muy pocos minutos después de haber sido sacado del refrigerador, así que también puedes intentar ir un paso más allá. Congélala, y cuando debas usarla para tu repostería, rebánala con el rallador que regularmente ocupas para el queso.

Nuevos sabores

Si se avecina una comida o cena importante de la que debas ser anfitrión, o si quieres probar con sabores que rompan la alimentación rutinaria tuya y de tu familia, la respuesta puede estar en la barra de mantequilla de tu refrigerador: dale un giro a tus platillos enriqueciéndolos con mantequilla saborizada. Ni siquiera se trata de algo que debas buscar en el mercado más cercano de tu colonia, pues resulta que puedes hacerlo con los ingredientes que ya tengas en tu alacena y aderezar desde waffles y pasteles hasta pescado y pollo.

Derrite tu mantequilla y mezcla con los ingredientes que desees; recomendamos intentar combinar primero con elementos como especias y hierbas. Incorpora éstas y revuelve. Deja enfriar, y al volver a estado sólido, tu mantequilla ya habrá adquirido un sabor distinto. Imagina las combinaciones que puedes hacer.

Sin sal

Si te preguntabas si realmente era importante decidirte entre mantequilla con o sin sal, aquí tienes una respuesta. El cotizado chef norteamericano Chris Nirschel lo sugiere de este modo para que no resulte contraproducente para tus platillos. Es decir, si necesitas sal siempre podrás agregarla, pero si no la requieres, como por ejemplo para la elaboración de recetas dulces, cocinar con mantequilla adicionada con sal ya habrá afectado el sabor de tus ingredientes.

Punto de calor

El olor de mantequilla derretida, dorada; el sabor que este ingrediente suma a casi cualquier platillo es sutil y delicioso. Claro, pero cuando se trata de calor, este producto lácteo puede no ser tan fácil de utilizar, pues se derrite rápido y debemos de saber cómo utilizarlo. Por eso, al momento de su cocción, debes prestar mucho cuidado al bajo punto de humeo de este ingrediente.

¿De qué hablamos? Sabemos que la mantequilla tiene un alto contenido en grasa, por lo que pasa rápidamente de un punto de calor a un punto de humeo, que es cuando comienza a hacerse visible el humo desprendido por la sustancia sometida al calor. Es éste el paso previo para que el ingrediente se queme y pierda muchas de sus deliciosas cualidades. He aquí la razón por la cual se recomienda evitar su uso para fines de freír o cocinar a temperaturas muy altas.

Si cuando estás cocinando tu mantequilla ya ha llegado a ese punto, puedes agregar media cucharadita de aceite de canola, o bien, un poco de jugo de limón y apagar la estufa, de este modo cortarás el proceso de cocción del lácteo y podrás aprovecharlo al máximo.

Temperatura ambiente

Hay muchas recetas que indican, junto a la porción de ingredientes, el estado en el que deben añadirse: en polvo, machacado, licuado, etc. En el caso de la mantequilla hay varias que indican que debe encontrarse a temperatura ambiente.

Sabemos lo delicada que es la repostería: ni más ni menos, la receta al pie de la letra. Así que si olvidaste sacar con antelación tu mantequilla del refrigerador y no quieres arriesgarte a echar a perder tu receta utilizándola fría, puedes solucionarlo con un simple vaso de agua.

Separa la porción de mantequilla que necesitarás y colócala en un plato. De manera paralela, llena un vaso con agua previamente hervida y deja que el recipiente de cristal se caliente. Vacía el agua para usarla posteriormente en algún otro menester culinario, en realidad lo que usarás será el vaso. Voltéalo y con él encapsula la mantequilla del plato. Deja reposar tantos minutos como lo requieras y retira el vaso. Muy sencillo, ¿no? Puedes checar cómo aquí.

Las bondades de este noble producto son varias. Incluye este lácteo en la alimentación diaria de tu familia y dales los nutrientes que necesitan con los sabores que les agradan.

Muchos consideran que la grasa y la sal son dos de los grandes enemigos del organismo humano. Como expertos Président® en alimentos te lo decimos de una vez: falso. El exceso de estos ingredientes sí que lo es, así como las cantidades insanas de azúcar o carbohidratos. El abuso de la sal y las grasas es una bomba silenciosa que, aunado al sedentarismo causan serios padecimientos para la salud como hipertensión, aumento del colesterol, sobrepeso, disfunciones renales y hasta problemas cardíacos.

Président® sabe que todo está en las cantidades. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el consumo medio de este condimento es de 9.7 gramos por persona al día, casi el doble del valor recomendado por el organismo. Los datos más recientes apuntan que en México, ocho de cada diez personas superan los límites diarios aconsejados.

Con frecuencia escuchamos que hacer una hora diaria de ejercicio, así como el consumo de al menos un litro y medio de agua al día contribuyen al mantenimiento de una vida sana, a la cual si sumamos una una alimentación correcta, equilibrada y estructurada, podemos disfrutar de toda la comida que nos fascina, incluyendo los quesos y la mantequilla que tanto fascina a Président® y sus comensales.

Président® apunta al respecto: el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señala que reducir la ingesta de sal a la mitad “podría evitar miles de muertes cada año por isquemia cerebral e infartos”. Estos cinco remedios recomendados por el organismo no son medicinales en absoluto, pero sí una gran herramienta de uso regular que te ayudarán a bajar los niveles de sodio en tu organismo, derivados del consumo excesivo de sal y grasa. Toma nota.

1. Licuado de perejil y limón

Perfecto para tomarlo a lo largo de un día, este brebaje es crucial tomarlo sobre todo en ayunas, ya que te va a auxiliar a depurar el organismo facilitando la función renal. Se recomienda tomar este licuado durante tres días seguidos.

2. Agua de fresas con limón

Refrescante, sabrosa y hasta agradable a la vista, esta agua es un diurético preciso para ayudar a tu organismo a eliminar grasas, además de obtener un aporte de vitaminas y minerales importante. Con esta bebida, la retención de líquidos producida por el exceso de sal en el organismo irá en descenso.

3. ¡Suda más!

No puedes escaparte de una buena sesión de ejercicio. Camina, corre, suda más, que el sudor es el elixir de la sal en tu cuerpo. Busca no tener pretextos. Sabemos que a veces cuesta, no tienes tiempo y es difícil encontrar ese espacio. Este año di de una vez por todas ¡Adiós toxinas!

4. El agua

¿Te lo decimos una vez más? Aquí vamos: beber agua es necesario, sobre todo en esos momentos en los que sufrimos por el exceso de sal, cuando nos sentimos más hinchados de lo normal.

Unos tobillos hinchados suelen ser síntoma de un mal funcionamiento renal. Toma entre ocho y nueve vasos diarios de agua, esto te ayudará a eliminar el exceso de sal.

5. Equilibra la sal en tu cocina

Si no está a la mano, te será más difícil usarla. Y aunque no lo creas, también existen opciones realmente deliciosas para sustituir la sal de nuestros platos. El mundo sin sal también es posible: ajo, orégano, romero, pimienta negra y curry. Recuerda también que al cocinar con mantequilla Président® también está la opción con sal para que no añadas todavía más.

Président® sabe que te encantan los quesos untables, pero que hasta hace poco, rara vez encontrabas en México uno que fuera sumamente delicioso y fácil de distribuir en tu bocadillo favorito, ya que: o se atora, se hacen grumos, se crean bordes o sencillamente el queso no cede debido a su dureza. Como expertos en quesos, sabemos como tú, que un buen untable tiene que ser lo suficientemente cremoso para untar y disfrutar, pero no tan líquido ni delgado como para confundirse con la crema.

Dentro de la tecnología láctea desarrollamos una innovación, que en poco tiempo se ha convertido en uno de nuestros consentidos. Estamos hablando por supuesto del queso Rondelé Président®, un híbrido extraordinariamente cremoso, untable, con la consistencia de un mousse pero sin perder el cuerpo de la leche, con un equilibrio adicional de ajo y hierbas finas, que da como resultado un sabor exquisito y poderoso, el cual puede combinarse de diversas maneras.

La ecuación sabor-textura-precio decanta en uno de los quesos más ricos del mercado hoy en día, que sin duda se potencia aún más cuando está acompañado, percibiendo esa textura ligera tipo mousse, que hace más rica y variada las opciones de los paladares más exigentes, ya que supone una auténtica novedad frente a los quesos untables tradicionales.

Pero, ¿cuál es el mejor lugar para disfrutar esta maravilla creada por Président®? Sin duda, una de las respuestas se encuentra en la búsqueda del paladar de cada comensal, pero sin duda estas seis opciones que te compartimos aquí abajo son infalibles. Toma nota.

1. Canapés. Los bocadillos de toda reunión, cita de trabajo o snack gourmet para disfrutar el momento. Ya sea en una galleta salada, un pedacito de pan e incluso una diminuta tostada horneada. Fácil de preparar, este bocado de sabor tiene cuerpo, es prolongado y la recompensa es enorme.

2. Pollo relleno. Esas pechugas rellenas, a las que siempre les ponemos queso y jamón… ¿qué pasaría si antes le ponemos un poco de Rondelé Président®? Sin duda tendrías un pollo aún más delicioso, potenciado, complejo y distinto. Président® lo recomienda.

3. Tapas con vino. Una de las combinaciones favoritas de Europa y de muchos otros países. Combinar el delicioso Rondelé Président® con una buena copa de tinto o blanco, es un placer que se disfruta ya sea solo o acompañado, para prácticamente cualquier ocasión. El sabor y versatilidad de unas tapas con Rondelé Président® funcionan de forma informal, con amigos o la pareja, o bien como antesala de una gran cena o un evento importante.

4. Con pescado. Si ponemos un poco de Rondelé Président® a nuestro filete con sal, o al pedacito de salmón que viene con un trozo de pan, crearemos una suma afortunada, que se convertirá en una unidad de placer que explotará de forma deliciosa en nuestro paladar. El pescado es un gran aliado, siempre y cuando logremos dar con el equilibrio en las cantidades.

5. En un sandwich, baguette o torta. Imagina que en una tapa pones mayonesa, menos de la habitual, o mostaza como tú prefieras, y en la otra untas una porción discreta de Rondelé Président®. El resultado te sorprenderá, ya que con poquito harás maravillas en pos del sabor. Muchos comemos emparedados de forma regular, los cuales llegan a cansar pronto por la repetición y simpleza. Rondelé Président® es la solución para una variedad y giro de tuerca gourmet a un clásico de clásicos.

6. Ensalada. Sólo una pequeña porción de Rondelé Président® entre las hojas de lechuga que abundan en tu ensalada y notarás que el sabor es otro, uno más suculento aún, poderoso, con esa nota sutil de las hierbas y el excelente toque gourmet del ajo.

© Lactalis President 2017-2020